Todos los días vemos en la prensa a políticos y figuras públicas que presentan argumentos para sostener una u otra posición. Al leer el periódico o ver las noticias escuchamos a estas personas debatiendo o predicando (religiosa o secularmente) en favor de un tema, y frecuentemente intuimos cuando un argumento es flojo. Algo en nuestras mentes nos dice "tiene que haber un error de lógica en esto que esta persona dice". Ahora, esto no siempre es así. Un debatiente hábil conoce cómo disfrazar la mecánica de su lógica para crear sentido donde no existe, y esto es peligroso a la hora de decidirnos si apoyar o no a un líder y sus ideas.

Existe una serie de falacias de la lógica bien documentadas que explican estos mecanismos erróneos de la lógica:

http://www.nizkor.org/features/fallacies/

Por ejemplo: en una predicación hace varios años escuchaba a un famoso evangelista de Puerto Rico haciendo la siguiente argumentación (parafraseada):

"No debemos aceptar el homosexualismo porque esto trae detrás otras depravaciones como, por ejemplo, el sexo entre humanos y animales."

Esta es la falacia del "slippery slope" (la chorrera resbaladiza), en el que una persona establece que un evento inevitablemente sigue a otro sin presentar argumentos sobre por qué es inevitable. Como éstos hay cientos de ejemplos, y basta con agarrar cualquier periódico para ver estas falacias en acción. Sigan el link, es una lectura muy interesante.