Gulliver

En los pasados meses Microsoft lanzó una versión de prueba del nuevo Internet Explorer (versión 7) al público general. Microsoft se está preparando para el lanzamiento final de este software, que debe ocurrir durante este año. Como mencioné en un artículo anterior titulado ¿Qué de Especial tiene Firefox?, hace más de cinco años que Microsoft no le hacía una actualización a su navegador de Internet, y ahora por presiones de navegadores alternos como Firefox y Opera han decidido lanzar la versión 7, que incluye algunas de las funciones que ya por mucho tiempo existían en la competencia.

La larga espera por una nueva versión de IE es sólo otro ejemplo de algo que cada vez vemos más y más en la línea completa de productos de Microsoft. Ahora se sabe que Windows Vista, el reemplazo del sistema operativo Windows XP, no hará su debut hasta el año que viene. Note que XP salió al mercado en el año 2001. SQL Server 2005, el sistema de base de datos de Microsoft, salió a la venta 5 años después de la última versión, SQL Server 2000. Lo mismo vemos con otros programas tanto de empresa como del hogar. Cinco, tres y hasta dos años son períodos extremadamente largos en el mundo de la informática, y Microsoft, a pesar de que ha querido, no ha podido acelerar sus ciclos de desarrollo de software.

¿Por qué ha sucedido esto? Microsoft, a diferencia de la compañía pequeña que desarrolla uno o dos productos simples, ofrece lo que llamamos un ecosistema de software, un conjunto inmenso de aplicaciones que se pueden integrar unas con otras y funcionan como una sola (al menos en teoría). Desde el sistema operativo hasta la base de datos; desde el procesador de palabras hasta el sistema de colaboración de oficina, por mucho tiempo esto le ha dado a Microsoft una ventaja como el “one-stop-shop” para el mundo corporativo. Pero el problema de este modelo es claro: Todos estos productos se han hecho tan interdependientes que cualquier actualización en uno de ellos, por más pequeña que sea, tiene repercusiones de interoperabilidad en todo el resto de la línea de productos. Hoy Microsoft se mueve lenta y tontamente, como un gigante amarrado por miles de sogas que le impiden caminar.

No hay mejor ejemplo de esto que el mismo Windows. Durante el desarrollo de Vista en el 2004, Jim Allchin, el encargado del desarrollo de Windows, se dio cuenta que si la compañía no modificaba drásticamente su metodología de desarrollo, jamás iban a ser capaces de lanzar la nueva versión de Windows. Durante los siguientes años se dieron a la tarea de reestructurar completamente el proceso de desarrollo, incluyendo botar a la basura todo lo que habían programado hasta el momento y comenzar de nuevo con Vista (un “reset”, en la jerga de la programación de software). Miren este artículo para un excelente recuento de lo que pasó.

Si esto le funcionó internamente a Microsoft es difícil de decir, pero la realidad es que desistieron de incluir una cantidad de funciones que prometían hacer a Vista un sistema revolucionario. En cambio, las mejoras al nuevo sistema son más bien evolucionarias. Y aun así, Vista ha sufrido una cantidad de retrasos, y el más reciente ha provocado una reorganización del liderazgo a cargo de Windows.

Otro problema es que los productos más exitosos de Microsoft están en vías de comoditizarse. Las mejoras que se le han hecho a las últimas tres versiones de Microsoft Office son prácticamente insignificantes para el usuario promedio. En efecto, muchas compañías están totalmente satisfechas utilizando Office 2000 y no sienten una necesidad imperante de actualizar a la última versión. Por otro lado, competidores como OpenOffice demuestran que ya el “Office Suite” no es nada mágico, excitante ni especial (OpenOffice se ofrece gratuitamente).

En el desktop, tal parecería que Windows por ahora no se ve verdaderamente retado por los competidores obvios Apple y Linux. Sin embargo, otros competidores como Google están apostando a un cambio fundamental en el paradigma que ha imperado hasta hoy. En la visión de Google, todos los programas y la información del usuario residirán en el Internet, de manera que éste pueda hacer cualquier cosa y acceder cualquier información personal desde cualquier parte del mundo y desde cualquier dispositivo. ¿Por qué tengo que esperar a llegar a mi oficina a trabajar en un documento que está guardado en mi PC allí? ¿Y por qué sólo puedo abrir el documento si la PC tiene instalado el programa apropiado para abrirlo? Aunque este nuevo paradigma está en pañales, el escenario cada día se ve más viable, y tiene el potencial de hacer a Windows, hasta cierto punto, irrelevante.

En un próximo artículo entraré en más detalle sobre la estrategia de Google para retar a Microsoft y cómo Microsoft está respondiendo al ataque.

Artículos Relacionados:

Presiona para mostrar los comentarios (7) o añadir un comentario. Comentarios (presiona para esconder)
  1. Kahlúa Macarena marzo 24, 2006 4:52 pm

    Firefox rules! Y en cuanto a Microsoft y el “ecosistema de software”: “el que mucho abarca, poco aprieta”.

  2. Rafi marzo 24, 2006 5:14 pm

    “El que mucho abarca poco aprieta”

    No lo pude haber dicho mejor…

    Aquí hay un editorial interesante que encontré luego que terminé el artículo.

  3. Marielly marzo 25, 2006 12:48 pm

    Hola:

    Bueno yo tengo Firefox hace poco, y lo admito lo estoy comenzando a amar porque de verdad que es más rápido y se cae menos que IE, por lo menos en mi caso.
    Feliz Cumple 1 mes a Paulita Zoé!!!
    Besos y abrazos para ella y Mariela.

  4. The Blog Machine marzo 25, 2006 1:26 pm

    El MSN 8 beta acabo de desinstalarlo de mi PC por ser tan porquería. Y el IE 7 lo desinstale hace ya par de semanas. Microsoft va de mal en peor.

    Felicidades a Paula en su primer mes!!!

    Saludos…

  5. Manny marzo 26, 2006 8:18 pm

    Eso me recuerda lo que escribi aqui. Microsoft esta produciendo “productos” y “utilidades” online para competir con las companias de “Internet” como Google, Yahoo y otros. Da la impresion como mensionastes que Microsoft esta tratando de abarcar todo desde sistemas operativos, aplicaciones y media de juegos, consolas, entretenimiento, y etc para mantener su posicion.

    Me imagino que Microsoft competira con el iPod de Mac en un futuro inmediato. Chequeen aqui lo que pudiese ser ese producto.

    By the way, felicidades a Paula en su primer mes en este mundo. Nota curiosa: Cumpli el 24 de febrero los 36 anios, un dia antes del nacimiento de Paula. Definitivamente es Piciciana. 🙂

  6. Rafi marzo 28, 2006 11:25 am

    Gracias a todos por las felicidades que le mandan a Paula. 🙂

    Jonathan, Manny: Muy interesante sus experiencias. Sobre estos productos nuevos de Microsoft como MSN, Windows Live y Office Live hablaré en el próximo artículo sobre la nueva estrategia de MS para competir con Google, Yahoo y otros.

  7. GuerrillaPop » Blog Archive » Críticas por Doquier a Windows Vista enero 17, 2008 1:01 pm

    […] está preparando para reemplazar a Windows XP. Como describí en un artículo anterior titulado Microsoft: Un Gigante Amarrado, Microsoft ha sufrido una serie de contratiempos desde que empezó el desarrollo de Vista en el […]