Podrán estar viejos, pero ayer los Rolling Stones le dieron una buena patada en el trasero a todos los que estuvieron en el Coliseo de Puerto Rico, especialmente a aquellos que, lejos de ser fanáticos, fueron sólo porque era un evento que no debían perderse. Fue una noche de rock sólido, y luego de la experiencia salimos roncos, con las orejas chillando, y una gran sonrisa en nuestras caras.

Aquí les dejo algunos vídeos que tomé durante el concierto:

Canción: Miss You

Esta es la parte del concierto en que una sección de la tarima se desprende y se mueve hacia la otra parte de la arena. Allí tocaron unas cuatro canciones y luego la tarima vuelve a su lugar original.

Canción: Start Me Up

Otro de los “highlights” de la noche. El coliseo entero se puso de pié a cantar.

Canción: (I Can’t Get No) Satisfaction

Esta fue la última canción de la noche.

También pueden ver algunas fotos que tomé antes y durante el concierto.

Pueden ver el setlist y dejar su comentario en la página oficial de los Stones. Afortunadamente cantaron Paint It, Black y Gimme Shelter, que son dos de mis canciones favoritas pero que no tocan todos los días. Otra favorita fue Sympathy for the Devil (letra), donde todas las luces del Coliseo cambiaron a color rojo y Mick Jagger salió a interpretar la parte del diablo en un sombrero Panamá, mientras todo el público hacía el famoso coro “woo-hoo” por la duración de la canción.

Extra cool. En fin, fue una noche que recordaremos por mucho tiempo.